VIDEOS
Miércoles, 10 de enero del 2018
Proyecto apícola de una pampeana seleccionado en un certamen nacional

Desde su trabajo en la cabaña apícola está relacionada a la producción y a la reproducción de reinas, pero en realidad no es nueva en la actividad por   que antes de graduarse ya venía relacionada con la apicultura y en su formación profesional se orientó a esa rama productiva.

Según publica el portal Rural al Día, en el 2017, se presentó para un concurso de proyectos para Jóvenes Apícolas y su idea resultó seleccionada. Se trata de una  iniciativa nacional destinada a nuevos emprendimientos o ampliación de un trabajo ya en desarrollo. Entre los requisitos se  dispone que los participantes deben tener realizado un curso de   iniciación a la apicultura, estar registrados en el Renapa y tener entre 18 y 35 años. Con esa base se presentó y fue elegida junto con otros 40 argentinos que se presentaron, entre más de 90 ideas.

“Mi propuesta es tener un apiario en el que se desarrollen las tareas de cría de reinas, ya que se trata de generar un insumo de alta tecnología que se logra por la selección y el mejoramiento genético, según las características que se quiere tener en una abeja”, explicó.

Ese es un eslabón importante porque marca el inicio del proceso productivo. Y como actividad secundaria también desarrollaría miel.

Las reinas tienen hoy un mercado para exportación, y La Pampa hace algunos años que lo viene haciendo, pero también a los productores locales estos desarrollos les darían beneficios y sería una forma de fortalecer la actividad.

“Hay muchos trabajo de selección apícola y mejoramiento genético pero aún hay bastante por desarrollar y explorar en esta zona. Lo que se hace es seleccionar buenas madres, buscando las características que queremos tener en el apiario: Como productividad de miel, mansedumbre, resistencia en la época invernal y otras cuestiones que se ven a campo. Toda la información se registra en forma rigurosa para ver el avance del mejoramiento. Cuando se reconocen las reinas de calidad se las reproduce, haciendo transferencia de larvas”, explicó. Además, ahora desde la cabaña apícola se está poniendo a punto un inseminador, siendo ese el último paso del mejoramiento genético porque ya se trabaja con líneas definidas. La profesional agregó que se debe tener un sistema detallado de la selección para lograr una abeja bien adaptada a la zona disminuyendo la presión ambiental que están teniendo las colmenas.

Fuente y fotos. www.ruralaldia.com - Infopico