VIDEOS
Martes, 10 de octubre del 2017
El cooperativismo de crédito ante una nueva reforma tributaria
Desde la Federación FACC Crédito señalaron la necesidad de revisar el impuesto al cheque, como vía para sistematizar la formalidad en los intercambios y disminuir las cargas que pesan sobre el sector.

Desde la Federación Argentina de Cooperativas de Crédito (FACC) señalaron la necesidad de rever la doble imposición que implica el impuesto al cheque, que según afirmaron, generan un grave impacto en el sector, y obliga a las cooperativas al uso de efectivo como única vía para evitar este dual tributo.

“A contramano de lo que se opina habitualmente, las cooperativas de crédito no solo pagan el Impuesto a los débitos y créditos en cuenta corriente, sino que a través de los créditos que otorgan impacta dos veces, tanto a la cooperativa en su cuenta bancaria como el asociado en la suya. Esta inequidad genera una distorsión muy importante en el costo financiero total para el asociado que toma crédito de corto plazo”, señaló Marcelo Kremer, secretario de la FACC, en una nota realizada por Colsecor Noticias.

Esta situación implica una discriminación hacia las cooperativas de crédito, dado que los bancos privados solo soporta la carga tributaria el tomador del crédito y no así el dador, y desde la Federación proponen establecer un gravamen a la extracción de dinero en efectivo y la disminución de la alícuota por débitos y créditos para transferencias dentro del sistema, con el objetivo de castigar el efectivo que sale del sistema, limitando o indirectamente gravando la economía informal, y premiar los movimientos de fondos que circulan en la economía formal.

“Con esta propuesta, el Estado impulsaría la inclusión financiera de miles de pequeños y medianos emprendimientos en todo el país y estimularía la producción al hacer menos gravoso el acceso al crédito para ellos”, concluyó Juan Carlos Forgione, presidente de la FACC.

Fuente: Ansol Noticias