VIDEOS
Lunes, 16 de abril del 2018
Cooperativas cordobesas reclaman al Estado Nacional por el costo de la energía

Es de público conocimiento la política de quita de subsidios a los servicios públicos por parte del gobierno de la Nación bajo presidencia de Mauricio Macri. En el caso de las tarifas eléctricas, en los últimos dos años los valores sufrieron un aumento de más del 1.000 por ciento (dependiendo la región), pero esta decisión no mejoró las condiciones de las entidades que prestan este servicio, sino por el contrario, las empeoró.

Ante esta situación, el 15 de marzo se desarrolló un plenario convocado por la Federación de Cooperativas Eléctrica y de Obras y Servicios Públicos de la Provincia de Córdoba (Fecescor) y la Federación Argentina de Cooperativas Eléctricas y Otros Servicios Públicos de Córdoba (FACE Córdoba) con la finalidad de determinar acciones concretas del sector que den cuenta de la situación que atraviesan las cooperativas como resultado de los aumentos en la energía que compran para brindar en sus localidades.

En un amplio debate, del que participaron representantes 112 de entidades solidarias de la provincia, dirigentes cooperativos concluyeron en convocar para el 22 de marzo a una movilización de asociados, usuarios y cooperativas del interior.

“Es la única salida que nos han dejado, no tenemos otro modo de hacernos escuchar”, aseguró Luis Castillo, presidente de Fecescor, ante los presentes.

De esta manera, unas 2000 personas, entre ellas representantes de 200 cooperativas, se manifestaron el 22 de marzo frente al Parque Sarmiento de la ciudad de Córdoba en reclamo de:

A- Visibilizar los niveles de responsabilidad que le competen a los actores del mercado eléctrico en la dramática situación emergente, donde las cooperativa no son los principales causantes de aquello que las enfrentan con sus asociados, sino meros agentes de recaudación final de las tarifas, hoy de niveles inaccesibles para muchos, donde el absoluto mayor porcentaje de ese monto no forma parte de los ingresos de las cooperativas prestadoras del servicio de distribución, sino que se deben a las cargas tributarias y al costo de la energía a nivel mayorista y su transporte .

B- Entrega al Sr. Gobernador de la Provincia de Córdoba, Cr. Juan Schiaretti, de un petitorio sobre las necesidades y realidad del sector.-

C- Tarifa Social para la totalidad de los usuarios de la provincia de Córdoba, con garantías de recupero de los fondos anticipados por las cooperativas a los usuarios beneficiados con la tarifa social, con participación en la definición del padrón de beneficiarios.

D- Propiciar en los niveles que correspondan la re determinación de la política de quita de subsidios y su impacto en la tarifa a usuario final, y el análisis y evaluación de la carga de impuestos y tasas de índole nacional, provincial y municipal que impactan en la factura por servicio de energía eléctrica.

Además, la dirigencia cooperativa expresó que ante las protestas vecinales no pueden hacer menos que acompañar a los asociados, que no son otros que los dueños de las cooperativas, en este reclamo que apunta a la desmedida quita de subsidios del Estado nacional de 2016 a esta parte.

A su vez, el movimiento cooperativo de servicios de la provincia resalta que “siempre ha sido un sector dialoguista y conciliador por excelencia, desacostumbrado a la protesta, de hecho la última manifestación que llevo a cabo fue hace dieciocho años, con motivo del proyecto privatizador que por aquél entonces amenazaba su existencia”.

En la boleta de luz, las cooperativas y Epec sólo podrán facturar energía

A través de una resolución el Ente Regulador de Servicios Públicos (Ersep), en total acuerdo con el Gobierno de Córdoba, obliga tanto a la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (Epec) como a las más de 200 cooperativas que distribuyen electricidad en el interior provincial, e indirectamente también a los municipios, a respetar tres medidas respecto a la facturación del servicio eléctrico.

En primer lugar, buscan reducir las tasas que la inmensa mayoría de los municipios cordobeses aplican sobre el servicio de energía, recargando entre el 10 y el 20 por ciento el costo total de cada factura. Lo que resolvió el Ersep es que las distribuidoras sólo podrán percibir lo facturado por energía eléctrica consumida estricta y efectivamente para el uso público, como lo son el alumbrado y la semaforización.

Mario Blanco, titular del Ersep, afirmó que “la idea es que las facturas sólo contengan el costo de la electricidad. Si los municipios cubren con las actuales tasas otros costos, que los cobren por otra vía”.

La segunda medida prohíbe a los municipios a aplicar cargos por el uso del espacio público para la prestación del servicio de energía eléctrica. “Deberá respetarse su carácter gratuito a todas las prestatarias, tal como lo establece la ley en el caso de Epec”, remarcó Blanco.

Por último, todas las cooperativas deberán facturar la electricidad de modo independiente a cualquier otro servicio. El modelo de factura debe ser presentado al Ersep para que lo apruebe en el plazo de 30 días y luego no se podrán agregar nuevos ítems de facturación que no hayan sido autorizados previamente por el ente regulador.

Neuquén: responsabilizan al gobierno nacional por la situación que atraviesa el sector

El presidente de la Cooperativa Provincial de Servicios Públicos y Comunitarios de Neuquén Ltda. (Calf), Carlos Ciapponi, aseguró que los aumentos se deben a que la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), la proveedora de la electricidad nacional aumentó un 1.000% en los últimos dos años.

“Calf es la distribuidora. Recibe la materia prima y la entrega a los usuarios. Desde el 1 de marzo de 2016, que se decretó la emergencia eléctrica en Argentina, tuvimos aumentos determinados por la Secretaría de Energía del gobierno Nacional en el valor de la materia prima en un 1.000%”, detalló Ciapponi.

En esta dirección, el presidente de Calf subrayó: “No nos queda ningún fondo producto de esos incrementos. Entiendo que era necesario hacer una readecuación de las tarifas, pero el costo político lo pagamos las distribuidoras. Los costos de Calf en los últimos dos años sólo aumentaron un 35%”.

Según explicó Ciapponi, la primera factura de Cammesa a la Calf, en mayo de 2016, no alcanzaba los 7 millones de pesos, mientras que la factura de este mes es de 75 millones de pesos. Además, señaló que la persona que pagaba 100 pesos y que por el incremento dispuesto por el gobierno nacional pasó a pagar 1.000 pesos. Si el gobierno nacional no modificaba las tarifas, sólo estaría pagando 135 pesos y no 1.000.

BARILOCHE (CEB): LA COOPERATIVA YA PRESENTÓ 1.500 FIRMAS CONTRA EL AUMENTO DE ENERGÍA

La Cooperativa de Electricidad Bariloche ya adjuntó 1500 firmas al amparo presentado en noviembre en el juzgado federal para frenar los aumentos impuestos por el Ministerio de Energía.

La presentación judicial fue realizada por el entonces presidente de la CEB, Rodolfo Rodrigo y hace cinco meses existen planillas en el edificio administrativo de la Cooperativa para adherir al amparo.

“Esto responde a un amparo que se presentó el 20 de noviembre para pedirle al gobierno nacional que revea las medidas y resoluciones por las cuales se están implementando distintos aumentos en el valor de la energía que la CEB distribuye” informó la encargada de prensa Mariana Criado a Noticiero Seis.

“Ya se han presentado 1500 firmas y el amparo continúa por las vías judiciales” precisó.

Criado dijo que aún “no hemos recibido ningún tipo de respuesta” del juzgado federal y que las firmas “se van a adjuntar a medida que se van juntando las planillas”.

De este modo, los vecinos pueden continuar firmando las planillas que se encuentran en Vicealmirante O’Connor 730.