VIDEOS
Miércoles, 16 de mayo del 2018
La Feria del Libro se vistió de Cooperativa
La Cooperativa de Trabajo La Nacional fue contratada por 11 empresas para realizar los stands que dispusieron en la tradicional feria cultural que se desarrolla en la Caba.

Empresa con tradición de trabajo y actividad predominante en el rubro de la carpintería en general, la Cooperativa La Naciónal armó 11 stands para empresas editoriales, algunos contratados en forma directa a la Cooperativa, otras a través de estudios de diseño y arquitectura, “un gran esfuerzo, un trabajo que llevó un mes armarlo la fábrica, y después llevó cinco días de colocación. Mostramos así que las cooperativas tenemos capacidad de trabajo, capacidad de producción, que estamos a la altura de lo que el mercado demanda cuando salen este tipo de trabajos”, destacó Leonardo Duva, presidente de la cooperativa que forma parte del grupo de empresas sociales organizado en Gestara.

La Feria Internacional del Libro de Buenos Aires tiene una superficie de más de 45.000 metros cuadrados y es la más concurrida en el mundo de habla hispana. Durante sus casi tres semanas de duración la visitan más de un millón de lectores y más de doce mil profesionales del libro.

Con el martillo dando

Además de destacar la calidad de los trabajos, el cooperativista dedicó un párrafo a la necesidad de que desde el estado -“desde los distintos organismos del estado”-, se organicen instancias que permitan que las pequeñas empresas y cooperativas puedan ser parte de una cuota de compre estatal: “Desde una óptica de política económica para el sector cuando hablan de la economía popular, creemos que es necesario que el estado -que estaba presente en la Feria del Libro con el Ministerio de Educación y otros organismos públicos-, organice una mesa de trabajo junto con el sector privado y la economía popular, para trazar propuestas en este momento de crisis que estamos viviendo”.

“Los tarifazos, la suba del dólar, que nos impacta directamente en nuestros insumos y que no podemos trasladar a los precios, las restricciones del consumo interno, y la apertura de las importaciones, son el certificado de defunción para la economía social de industria nacional. Mucho más para nosotros que somos sectores débiles económicamente”, planteó el trabajador.

Duva llamó la atención de que el estado debe mirar a este sector, “en el que la plata entra y se distribuye”. Por caso, las tareas llevadas adelante en ocasión de la Feria del Libro permitió la incorporación de 8 nuevos puestos de trabajo. “Si hubiera continuidad en el trabajo, los compañeros se incorporarían a la organización de manera permanente”.

La participación de la Cooperativa de Trabajo La Nacional en la 44° edición de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires “es un buen ejemplo para mostrar de que la economía social es productiva, que está acorde a las necesidades y demandas del mercado. Es un saldo posible dentro de esta crisis que se vive, poder sostener a este sector que genera puestos de trabajo, que distribuye, que cuando entra en crisis no despide, no cierra puestos de trabajo, que entiende que su misión es crear puestos de trabajo y no ganar plata”.

“Entendemos que es una discusión económica y por eso creemos que el estado debe convocar a esa mesa del sector, para ver qué es lo que puede comprar y acompañar”, finalizó Duva.