VIDEOS
Miércoles, 4 de julio del 2018
Nace el mayor monopolio de comunicaciones de la Argentina

Para aprobar la operación, la Comisión de Nacional de Defensa de la Competencia ordenó la venta de activos en banda ancha fija e impuso obligaciones a Telecom. La resolución de la Secretaría de Comercio obliga a transferir negocios de banda ancha fija en 28 localidades del interior del país donde la situación de competencia se podría ver afectada, para aprobar la fusión.

Además, estipula una demora de entre seis meses y doce meses, según la región, para que la nueva compañía fusionada pueda brindar sus servicios a través de la modalidad cuádruple play.

Obliga a Telecom a proveer servicios mayoristas de Internet residencial mediante una oferta de referencia, para que otros operadores puedan prestar el servicio usando su red.

Recomienda a la autoridad regulatoria (Enacom) agilizar la devolución del excedente de espectro y prohibir su uso por parte de la nueva empresa.

La fusión se aprueba con el cumplimiento de la desinversión y en el marco de todas las obligaciones y recomendaciones mencionadas.

Luego de cumplir un proceso de investigación y análisis durante casi 10 meses, Defensa de la Competencia emitió su dictamen estableciendo remedios y obligaciones para garantizar condiciones de competencia en los distintos servicios involucrados en todo el país y realizando recomendaciones a la autoridad regulatoria, el Enacom.

El dictamen, de cerca de 200 páginas, establece limitaciones a la operación de fusión que garanticen el cuidado de los derechos del consumidor y que, en línea con las tendencias internacionales, promuevan las inversiones y el desarrollo tecnológico del sector.

En definitiva, impone obligaciones y realiza recomendaciones en cuatro planos: desinversión, ofertas comerciales, disponibilidad de la red y espectro.

Estudio

El presidente de la Comisión de Defensa de la Competencia, Esteban Greco, expresó: “Realizamos un estudio profundo del mercado con la participación de una cantidad importante de actores interesados, incluyendo empresas del sector, organizaciones de la sociedad civil y especialistas en el tema”.

“Estamos convencidos de que este dictamen asegura condiciones en el mercado de las comunicaciones para que diferentes operadores de cuádruple-play y diversos oferentes de algunos de estos servicios a nivel nacional, regional y local puedan competir de modo eficaz para ofrecer a las empresas y las personas las mejores opciones posibles”, señaló.

Competencia

La fusión habría generado problemas de competencia en localidades donde Cablevisión y Telecom eran las únicas empresas con despliegue de red fija.

Por esa razón, la empresa fusionada se debe desprender de 143.464 clientes de ese servicio en 28 localidades de cinco provincias: Córdoba (incluyendo la capital), Buenos Aires, Entre Ríos, Misiones (incluyendo Posadas) y Santa Fe.

Esta cifra representa el 9% del total de clientes residenciales de Arnet y una facturación anual de aproximadamente 500 millones de pesos. Esa cartera de clientes es vendida a una empresa que ingresará como nuevo operador en esos mercados.

Telecom tendrá la obligación de arrendarle su infraestructura para que pueda desplegar su propia red de fibra, brindarle el servicio mayorista y permitirle el uso de la marca Arnet.

Todo ello durante un período suficiente como para que el nuevo operador pueda realizar inversiones que le permitan consolidar su posición en esos mercados.

El dictamen obliga también a Telecom a proveer servicios mayoristas de Internet residencial mediante una oferta de referencia, para que otros operadores puedan prestar el servicio usando la red de Telecom.

De este modo se elimina la barrera de entrada que representaba la obligación de realizar un tendido de red propia para poder comercializar el servicio.

De acuerdo con lo establecido por Enacom, la empresa fusionada debe devolver hasta 80 Mhz de espectro para permitir una competencia equilibrada entre los actores.

En materia de cuádruple play, para evitar las ventajas de ser el primer operador en ofrecer el servicio, la CNDC obliga a la empresa fusionada a evitar empaquetar sus servicios por un plazo que puede ser de seis o doce meses, según la región.

De esta manera, los competidores cuentan con más tiempo para invertir o asociarse para proveer servicios múltiples junto con otro proveedor. (NA)