VIDEOS
Viernes, 10 de noviembre del 2017
Diputados prorrogó la emergencia sanitaria de Santa Rosa hasta el 2019
La Cámara de Diputados declaró la emergencia sanitaria de la capital provincial hasta el año 2019. Lo hizo por unanimidad pero en el tratamiento del proyecto de ley los legisladores del PJ se cruzaron con los de la UCR, en la actualidad al frente de la gestión con el intendente Leandro Altolagiuirre en el gobierno municipal.

El tema más caliente fue el tratamiento del proyecto presentado por el diputado Martín Berhongaray, por el que proponía la extensión hasta el 31 de diciembre del 2019 de la Emergencia Sanitaria del Sistema de Agua y Cloacas en Santa Rosa.

El debate fue en torno a la responsabilidad por la situación actual del sistemas cloacas y pluvial de Santa Rosa: si es de los gobiernos del PJ -historicamente al frente de la Municipalidad de Santa Rosa- o del actual de Cambiemos.

Berhongaray dijo que “la emergencia habilita una mayor rapidez de las herramientas administrativas, para que el Ejecutivo provincial contrate las obras necesarias para paliar o resolver la emergencia”. Aclaró que “esto no será un cheque en blanco porque deberá informar sobre las acciones que lleve adelante. Y también lo autoriza a subscribir convenios técnicos para las obras que hacen falta”.

Finalmente, dijo: “Está de más expresar el cuadro preocupante, y que se sigue agravando, de Santa Rosa”.

El diputado Darío Hernández -quien abiertamente ya habló de su candidatura a intendente de la capital provincial pidió la palabra. Hizo un breve relato desde el día que se declaró la emergencia hasta la fecha y acusó al gobierno municipal de desidia.

“La verdad parecería que los únicos que no entienden la situación de Santa Rosa son las autoridades municipales, especialmente el intendente, y el secretario de Obras Públicas que en plena crisis se tomó licencia”, disparó Hernández.

Y siguió: “el municipio siempre tiene algún problema para resolver las cosas, y yo la verdad no sé si están esperando que haya una epidemia, como por ejemplo lo que vive el Barrio Butaló”.

Finalmente, y después de mostrar fotos de ese sector inundado de líquidos cloacales, concluyó: “Voy a votar afirmativamente, pero creo que la Cámara debería tener una decisión más fuerte”.

Berhongaray retomó la palabra y admitió que el convenio entre provincia y municipio parar iniciar una obra en el Barrio Butaló “aún no se ha firmado”, pero indicó que “los caños que hace 60 años están se han vuelto obsoletos, y eso no es una responsabilidad de esta gestión, sino que durante todo este tiempo no se ha hecho nada en este sentido”.

Dijo que “no podemos prendernos en este cruce de responsabilidades porque todos debemos colaborar, y no se colabora desgastando una gestión”.

El diputado Carlos Bruno, suscribió a las palabras de su par, y dijo “Hernández está sorprendido por estas cosas, pero quienes vivimos acá no, porque hace rato están estos problemas, y es un problema de arrastre, por eso en poco tiempo no se puede solucionar pidiéndole soluciones mágicas a la municipalidad cuando viene de larga data”.

Desde el Bloque del PJ, el diputado Roberto Robledo apuntó contra la gestión de Altolaguirre: “hay que tener sensibilidad, y eso también es meter mano en el bolsillo como lo hace provincial auxiliando a Santa Rosa, y no como la municipalidad que tiene fondos millonarios y no los toca. Tienen los mangos depositados en el banco”, advirtió.

Por último, Ariel Rauchenberger dijo que “Verna invirtió 120 millones y serán 350 millones los que se inviertan en Santa Rosa por la Emergencia. Además, el 26 de julio de este año le ofreció el pago de la obra de Butaló, y ese es el convenio que todavía no se ha firmado. Ha pasado tiempo y esto es inoperancia‘, finalizó el diputado.