VIDEOS
Lunes, 13 de noviembre del 2017
Citan a declarar a Aragonés en el juicio por la Subzona 14
El exdirigente de PJ y actual referente en las filas del macrismo en General Pico, Carlos Aragonés, deberá presentarse este martes 14 de novimbre ante la Justicia en el marco del juicio por la Subzona 14 II que se desarrolla en la sede del Colegio de Abogados y donde se investigan los delitos de lesa humanidad cometidos en la provincia durante la última Dictadura. Varias víctimas ya señalaron al reconocido dirigente piquense como “buchón” de los militares.

Una de las víctimas que lo mencionó fue Rosalinda Gancedo, detenida ilegalmente en dos oportunidades en General Pico y posteriormente torturada en la Seccional Primera de Santa Rosa, donde funcionaba un centro clandestino de detención.

Durante los años ‘70, Aragonés fue sindicalista del Centro Empleados de Comercio y también secretario general de la CGT pampeana. Incluso llegó a ser diputado nacional por el Partido Justicialista.

Durante las pasadas elecciones legislativas, Aragonés se mostró con los principales referentes de Cambiemos y trabajó fuertemente en la campaña.

Estudiantes del secundario de Arauz presenciarán audiencias

El director del colegio “José Ingenieros” de Jacinto Arauz, Alfredo Gonnet, anticipó que una delegación de estudiantes de ese secundario viajará a Santa Rosa cuando se reanude el año próximo el juicio de la Subzona 14 II, en los primeros meses, para presenciar alguna de las audiencias del debate que se lleva adelante en el Colegio de Abogados de la capital pampeana.

En el juicio hay exmilitares y expolicías acusados por los secuestros y torturas de profesores de esa institución, durante un operativo represivo que se desató el 14 de julio de 1976, cuando fueron copados el colegio y el pueblo para detener a profesores y vecinos bajo el fantasioso pretexto de que conformaban una “célula guerrillera”.

La mayoría de las víctimas fueron profesores de afuera que daban clases en el establecimiento que se había creado hacía poco y fueron acusados por caracterizados vecinos de la localidad, colaboradores de la dictadura. Durante el primer juicio a los represores pampeanos y en este segundo debate desfilaron testigos y víctimas de ese operativo.

El jueves último estuvo entre el público, en la audiencia, el actual director del secundario, Alfredo Gonnet. El directivo anticipó el interés de que un grupo de estudiantes se sume al programa de la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia que fomenta la participación de los estudiantes en las audiencias.

Heridas latentes

“Estamos siguiendo el juicio de manera cercana. Algunos más, otros no tanto. Sabemos que en Arauz hoy en día es un tema muy complicado para trabajar y charlar. Por mucho tiempo no se habló de lo ocurrido. Y ahora se habla, pero hay que hacerlo con mucho cuidado. Como institución todos los años el 24 de marzo se hace el acto referido a la fecha”, contó a El Diario.

“Siempre se trabajó con mucha cautela porque quedaron muchas heridas abiertas en Arauz a partir de este hecho. Muchas de ellas no han cerrado y están latentes de alguna manera”, reconoció el directivo. Estimó que “no sé si ha sido el silencio, pero sí ha sido de alguna manera la forma de resguardar la convivencia de Arauz”.

Gonnet apuntó que están “trabajando a nivel educativo en el colegio y la idea es traer a los chicos al juicio”. Pero aclaró que también quieren tener “mucho cuidado” porque en el debate surgen nombres y apellidos de la localidad y tienen alumnos que son hijos o nietos de los protagonistas que “no vivieron esa época”. “De hecho yo no la viví tampoco, ni había nacido”, acotó.

“Hay que trabajarlo con mucho cuidado pero no por el hecho de callar esto que pasó, sino por el cuidado hacia las personas que están relacionadas a la situación, es un tema muy complicado para Arauz”, aclaró.

La visita de la delegación al juicio están “pensándola para principio del año que viene”. “La idea es trabajarlo y aquel chico que quiera venir, pueda asistir. Tenemos que resguardar mucho a las personas. Por sobre todas las cosas cuidar a todos los chicos. Entonces, estamos trabajando en esto”.

El directivo recordó que hace dos años tuvieron “la gran posibilidad” de que la secretaria del colegio, Gladis Mabel Holtz de Negrín, que ocupaba ese cargo también en la época del operativo, “pueda contar su experiencia vivida a todo el alumnado”. “Eso fue fructífero para todos. No era fácil y ella logró hacerlo”, destacó.

“Hoy en día la vida hizo que no la tengamos más entre nosotros. Ella pudo contar después de tanto tiempo, una persona muy cercana”, dijo.

Gonnet insistió con que “en el colegio se trabaja el tema con mucha conciencia y con mucho cuidado, en general las heridas quedaron en toda la comunidad y eso se ve reflejado un poco más en el colegio porque fue un hecho concreto que ocurrió en este lugar”.

Intención de saber

Consultado sobre la actitud de los jóvenes sobre el tema, contestó: “Es como todo. Hay chicos que sí quieren saber, que quieren venir al juicio. Hay chicos que por ahí no lo manifiestan. Y hay otros que quizás no tienen ni idea, es como en la sociedad, lo mismo se ve reflejado en nuestra comunidad”.

“Creo que hay una intención importante de los chicos de venir y saber. Hay otros que no. Pero eso es personal, como puede pasar también en Santa Rosa. Hay gente que está con necesidad de que se haga justicia. Cada uno sabe lo que tiene que hacer. A mí me interesa y por eso estoy acá. Y queremos que nuestros alumnos vengan. Pero repito que hay que trabajarlo con mucho cuidado”, concluyó.