VIDEOS
Miércoles, 6 de diciembre del 2017
Antes de desaparecer desde el submarino hicieron 8 llamados
La Armada Argentina confirmó ayer que la madrugada del 15 de noviembre, horas antes de la desaparición del “ARA San Juan”, el capitán del navío hizo ocho llamadas satelitales en las que informó sobre una falla del submarino que presuntamente pudo ser subsanada.

El martes, en una nueva conferencia de prensa, el vocero de la fuerza, Enrique Balbi, confirmó la existencia de las llamadas satelitales, mientras precisó que el aviso de la Armada “ARA Malvinas Argentinas” se encontraba inspeccionando un “contacto” situado a unos 940 metros de profundidad, para tratar de determinar si se trata del submarino desaparecido.

Según explicó el vocero, las ocho comunicaciones que realizó el capitán de la embarcación fueron referidas a la falla que habría originado un cortocircuito y un principio de incendio en las baterías, pero señaló que presuntamente había sido subsanada.

“Desde que se produjo la falla, el comandante empezó a comunicarse por voz y por datos. Hay dos o tres de telefonía y dos de datos. En ellas, se informa la falla y después la solicitud del cambio, disminuyendo la cantidad de días en el campo de operaciones. Hubo una -llamada- que duró entre seis y siete minutos y fue el último contacto entre los jefes de operaciones”, comentó.

Balbi explicó ante la prensa que, pese a la avería que se reportó, “todos los buques mensualmente y antes de cada navegación hacen pruebas de 48 horas, equipo por equipo, sistema por sistema, válvulas, tuberías, todo se prueba antes de zarpar”.

Contacto

En tanto, al referirse al “contacto” que está siendo analizado, dijo que se trata de un objeto “metálico o no metálico, detectado por el buque chileno ‘Cabo de Hornos’ a 940 metros de profundidad”.

El contacto que está siendo explorado es uno de los tres que aún falta verificar, después de que otros tantos hayan sido descartados.

Balbi confirmó que se espera para las próximas horas el arribo a la zona de búsqueda del buque ruso “Yantar”, que lleva un equipo de exploración subacqua que alcanza los seis mil metros de profundidad, también el regreso del “Víctor Angelescu” y la incorporación de la nave Atlantis, con lo que serían nueve los buques que explorarían la zona.

El vocero indicó que también en las últimas horas se verificó “un nuevo contacto de unos 30 metros de largo, metálico, con varias incrustaciones, que también fue descartado”.

El oficial explicó que con el “Yantar” y el “Atlantis”, que son dos buques que llevan sumergibles para explorar a más de mil metros de profundidad, podrán analizar varios “contactos” en forma simultánea.

“La tecnología de estos buques nos va a permitir una mejor visualización o no, y determinar si los objetos se corresponden con el submarino”, indicó.

Aguad

Al ser consultado por las declaraciones del ministro de Defensa, Oscar Aguad, Balbi se limitó a señalar que en cuanto a las precisiones sobre la suerte de los tripulantes del “ARA San Juan” y la finalización de la etapa de búsqueda y rescate, mediante el operativo SAR, existe una “sintonía” entre el funcionario y la Armada.

“Estamos en sintonía con lo que comunicó el ministro en cuanto a la finalización de la operación de rescate SAR”, aseveró al respecto, pero nada concreto dijo sobre la tripulación.

Familiares

Itatí Leguizamón, esposa de uno de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan, aseguró que lo único que le interesa es que “la Justicia determine quienes son los culpables” de la desaparición del submarino y “que vayan presos”, mientras que planteó la posibilidad de que no quieran encontrar la nave para “ocultar lo que pasó”.

“A mi marido no me lo va a devolver nadie, ni una marcha. Si (el presidente Mauricio) Macri habla o no habla, no me interesa. Lo importante es que la Justicia determine que pasó y que los culpables vayan a prisión”, expresó esposa del sonarista santafesino y cabo primero de la Armada, Germán Oscar Suárez, en declaraciones al canal A24.

En ese sentido, sostuvo que hay “una cadena de responsabilidades, en cuanto al presupuesto para la reparación del submarino, en el que puede haber habido corrupción, la persona que dio la orden para seguir navegando en la emergencia, tiene que haber un montón de gente involucrada”.

Dijo además que sabía que habían muerto todos en el momento en el que se habló de una explosión y planteó la posibilidad de que no sea encontrado nunca el submarino por conveniencia de las autoridades.

“Hay que ver si no les conviene que lo encuentran para que no se conozca lo que pasó”, planteó.

Por otro lado, dijo que lo que pasó con el ARA San Juan es una “tragedia” para toda la sociedad.

“La tragedia fue para todos, no solamente para nosotros (los familiares de los tripulantes, Lo social es tratar de recordar a los que murieron por su patria”, consideró.

Itatí Leguizamón, fue de los primeros familiares en hablar con la prensa y su estilo frontal chocó en algún momento con otros parientes, algunos de los cuales intentaron agredirla por sus tempranas afirmaciones en torno al destino fatal de los tripulantes.