Se desploma el consumo energético de las industrias

Los grandes usuarios del sistema eléctrico redujeron casi un 6% su demanda en septiembre. Las principales caídas se dieron en sectores como las automotrices, fábricas de alimentos, de artículos de consumo masivo y textil.

La demanda eléctrica por parte de los grandes usuarios mayores, menores y de las distribuidoras, registró en septiembre una caída en todas las ramas comparadas con el mismo periodo del año pasado. Así lo marcó un informe mensual de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), que parte de una base de casi 7.000 empresas que representan el 97% del consumo de los grandes usuarios a nivel país.



Si se toma el periodo entre enero y septiembre de 2018, no se evidencia una variación significativa, hubo pequeños aumentos y descensos. Sin embargo, si se hace una comparación interanual entre septiembre de 2017 y 2018, se ve una baja en la gran demanda del orden de 5,9%.

Esta variación negativa abarcó amplias ramas de la industria. Entre alimentos, comercios y servicios, el decrecimiento interanual de septiembre fue de 3,6%. La caída en industrias fue de 3,4% y el descenso más cuantioso fue el de petróleos y minerales que fue de 28,6%.

Si se descomponen las tres ramas por actividad, las caídas en la gran demanda se acentúan aún más.

Entre las actividades de Alimentos, el consumo en los puertos fue 6,3% menor en septiembre de 2018 respecto al mismo mes del año pasado. En el mismo período, las industrias de la alimentación y artículos de consumo masivo mostraron una caída del 5,2% y el consumo de comercios y servicios fue 3,9% más bajo.

En industrias las actividades que mayor variación negativa presentaron fue la extracción de minerales con 72,9%, la industria textil con un descenso del 18,8%. Más abajo aparece la industria automotriz con 12,6% en rojo, y las industrias químicas, del caucho y plástico con 3,3%.

Estos datos representan tanto el escenario actual de empantanamiento en la economía nacional, como así también cambios en las conductas en el uso de la energía por parte de los grandes usuarios.

Por último, el informe compara los valores de la gran demanda registrados, solo en septiembre, de los últimos siete años. Y en 2011 y 2018 es donde se registran los mayores niveles de consumo.

En concreto, entre la rama de alimentos, comercios y servicios, en septiembre de 2011 los niveles de consumo fueron 6,65% mayores que los alcanzados en el mes nueve de 2018. En Industrias la demanda también fue superior en 2011 y fue 36,21% superior a la de este año. En la petróleos y minerales, la gran demanda de este año fue de 133,09% superior a la de 2011.



En números

5,9% fue la caída interanual de la demanda eléctrica que los grandes usuarios registraron en septiembre.

14,4% fue el crecimiento interanual del gas natural para la generación de energía.

ENERGÍA LIMPIA: PREDOMINA EL USO DE GAS NATURAL PARA LA GENERACIÓN

Según datos que se desprenden del informe de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico, creció la utilización de combustibles limpios para la generación de energía.

El dato más elocuente es que durante septiembre, la participación del gas natural para la generación fue de 98%, seguido muy desde lejos por el gas oil con 1% y el carbón mineral con el 1% restante. Por su parte, el aporte del biodiésel y del fuel oil fue de 0%.

La generación de energía térmica con gas natural creció 14,4% respecto al mismo mes del año 2017. Y si se compara los primeros nueves meses de ambos años, también se ve un alza en el uso de ese combustible del orden del 4.9%.

El consumo de los combustibles líquidos para la generación mantuvo la tendencia a la baja que venía mostrando durante lo que va del año y en septiembre se desplomó. En concreto, el consumo interanual de fuel oil cayó 98,8% en septiembre y en el acumulado la baja llegó a 62,5%. La utilización del gas oil decreció 57,4% entre el mes nueve de 2018 y 2017 y en lo que va del año el descenso es de 32,8%.

Por último, la utilización del carbón mineral para la generación mostró una caída interanual de

55,6% y en el acumulado el decrecimiento es de 4.9%. El uso del biogás desde julio de 2016 a la fecha sigue siendo nulo.

Hoy predomina la utilización del gas natural para la generación, pero es algo que probablemente cambie con la puesta en marcha de los desarrollos renovables que se inauguraron este año.

www.rionegro.com.ar