servicio transporte urbano de pasajeros

presentación

A partir del 1º de abril de 2010, CORPICO asumió la responsabilidad de brindar en la ciudad de General Pico, el Servicio de Transporte Urbano de Pasajeros.

Fue una decisión compleja pero necesaria, que significó al mismo tiempo, un gran desafío y un compromiso que se imponía de manera insoslayable, dado que cuando en octubre del 2009 la anterior concesionaria anunció que dejaba de prestar el servicio y la Municipalidad se vio obligada a licitar la prestación, ninguna empresa piquense tenía la infraestructura necesaria para afrontar el servicio. Consideramos entonces que era menester asumir la responsabilidad compelidos por tres razones cruciales:

• Nuestra participación desalentó la compulsa de grupos empresarios foráneos, que de hecho se mostraron interesados.

• CORPICO tenía la capacidad operativa y los recursos humanos y económicos para asumir la responsabilidad.

• Y, finalmente, el argumento de mayor peso fue sin dudas que como entidad solidaria no podíamos ni debíamos dar la espalda a un servicio que constituye un bien social.

Para garantizar el equilibrio económico del servicio, se firmó con el Municipio local un convenio por el que el mismo aporta, en carácter de subsidio, la diferencia de valor entre el boleto técnico y el boleto real.

Se adquieren 6 unidades en excelente estado, de las mismas, 4 realizan 2 recorridos que cubren la ciudad en forma de trébol (ver mapa) con una frecuencia de 2 veces por hora.

Las líneas priorizan los barrios de mayor concentración y los puntos ineludibles del trazado urbano, como centros de salud, establecimientos educativos y terminal de ómnibus, cruzándose en un nodo de transferencia ubicado en el centro de la ciudad. En el mismo se encuentran los 4 colectivos para que los pasajeros puedan, en caso de que su destino lo requiera, hacer al cambio de unidades.

El Servicio ha tenido un crecimiento sostenido en cuanto al número de pasajeros, ya que al inicio de la prestación se cortaban unos 1200 boletos diarios y en la actualidad esa cifra ha ascendido a más de 1900, incluyendo los boletos normales, de transferencia y escolares

Pese a que el lapso de vida de la prestación es escueto, podemos afirmar que estamos satisfechos porque:
• Hemos logrado una prestación eficiente, definida por pautas de continuidad, regularidad y uniformidad.
• Hemos asumido un servicio esencial para un sector social importante.
• Hemos aportado al bien común.

Nuestro desafío de cara al futuro, considerando que las proyecciones indican que el transporte va a ser cada vez más crítico en el mundo, es prestar un servicio socialmente incluyente, eficiente, económicamente equilibrado y ambientalmente sostenible. Por lo mismo, nuestro compromiso es impulsar una cultura vial que valore el uso del Transporte Público por encima del auto, que respete la ecología y fomente el bienestar colectivo.